Inicio de la web del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete

Saltar a contenidos
Decoracion. Fotomontaje de dos medicos observando una radiografia junto con el logotipo del Hospital.

Barra de navegación

Esta usted en:
Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Aumentar tamao del texto..
Tamao normal del texto..
Disminuir tamao del texto..
Escuche el contenido de esta pgina. Se abrir una nueva ventana..
Página del donante: La donación.

Contenido

 

La donación es un acto de solidaridad, generoso y altruista por el cuál una persona o su familia manifiesta la voluntad de que, a partir del momento de su muerte, cualquier parte de su cuerpo que sea apta para el trasplante pueda ser utilizada para ayudar a otras personas.
Además del trasplante procedente de donante cadáver, también se puede recibir un órgano o tejido de donante vivo.

 

Donante vivo: 

En España la inmensa mayoría de los trasplantes son de donante cadáver, pero también se puede obtener un órgano doble como el riñón, o una parte de un órgano como el hígado que puede regenerarse, a partir de un donante vivo, generalmente emparentado, siempre que no peligre su vida.

Una persona viva también puede ser donante de médula ósea y de sangre de cordón umbilical.

 

 

Donante cadáver:

 

Son las personas que ingresan en un hospital como consecuencia de una lesión muy grave en el cerebro producida por un traumatismo craneoencefálico ( caída, accidente de tráfico, otros ), por un accidente cerebrovascular ( hemorragia cerebral,infarto cerebral ) o por una falta de oxígeno prolongada ( parada cardiorrespiratoria ), y que a pesar de hacer todo lo posible y de utilizar todos los medios para salvarles la vida, les va a terminar provocando una ausencia total de la función cerebral de carácter irreversible, produciéndoles la muerte.


Estas personas en el momento de fallecer se encuentran en una U.C.I. o Reanimación porque han necesitado un tratamiento muy específico como la respiración artificial, monitorización, y fármacos para mantener sus constantes vitales, con lo cuál han fallecido por que el cerebro ha dejado de funcionar, pero el resto de sus órganos mantienen todas sus funciones, sólo de este modo podrá mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento de la muerte hasta el de la extracción.


En este caso se necesitará un certificado de fallecimiento firmado por 3 médicos, uno de ellos neurocirujano o neurólogo, distintos de los que participan en la extracción o el trasplante. Cuando se trate de una muerte accidental o en la que medie una investigación judicial, se necesitará la autorización del juez.

 

 

Quién puede ser donante de órganos y de tejidos: 

 

Cualquier persona es donante potencial, siempre que en vida no se haya manifestado en contra de la donación.

 

 

 

Que se puede donar:

 

Se pueden donar órganos como riñones, hígado, corazón, pulmones, páncreas e intestino y tejidos como córneas, hueso, válvulas cardíacas y piel.
Hay que descartar cualquier enfermedad en el donante, tipo cáncer, VIH, ni otras enfermedades infecciosas o de causa poco clara que se pudieran transmitir al receptor.
Hay que estudiar y valorar el funcionamiento de los distintos órganos mediante análisis, exploraciones radiológicas, etc. y proceder a la extracción sólo de los que se puedan trasplantar con éxito.
Se puede especificar que órganos se desea donar y que órganos no, con la absoluta seguridad de que se cumplirán sus deseos.

 

 

Cambios en el aspecto exterior:

 

La extracción de órganos se realiza un quirófano con un procedimiento similar a cualquier otra intervención quirúrgica, con los mismos cuidados que a una persona viva. Siempre con el máximo respeto al cuerpo del fallecido. Cuando termina solo queda una sutura en tórax y abdomen, sin apreciarse ningún cambio en el aspecto exterior del fallecido.

 

 

 

Entierro o funeral en un donante de órganos:

 

El momento en que se realiza el diagnóstico de muerte se convierte en la hora oficial de fallecimiento, y es la misma tanto si hay, como si no hay donación. El hecho de donar órganos no va a interferir en absoluto el poder hacer el funeral como y en el lugar que se tuviera pensado, al contrario, se facilitarían las gestiones necesarias. 

 

 

Que hay que hacer para ser donante de órganos. 

 

Cuando una persona se plantea la posibilidad de ser donante y decide dar sus órganos y tejidos con la finalidad de que sean trasplantados para ayudar a otras personas, lo primero que tiene que hacer, y lo más importante, es comunicar su decisión a la familia y a los amigos mas íntimos. Ellos serán los primeros a quién se consultará la posibilidad de la donación después de la muerte, esperando que respeten la voluntad del donante.

 


Este es un tema trascendental porque en algunas ocasiones, cuando la familia no tiene conocimiento de la opinión en vida del fallecido, tienen dificultades para autorizar la donación, y todos aseguran que les ayudaría mucho a tomar esa decisión tan importante y a la vez urgente.

 

 

Plan Nacional de Donación de Médula Ósea.

 

Pie de página

Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. Webmaster. Todos los derechos reservados. Nota Legal.


HTML 4.01 Transitional válido - CSS Válido - Icono de conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el 	Contenido Web 1.0 del W3C-WAI - Validado por TAW